Sábado, 07 de Diciembre del 2019

La mañana de este domingo resultó diferente para la familia Villagra - Figueredo. César Villagra, el gran artillero paraguayo, disfrutaba de un sabor dulce. No hace mucho llegó a Chile, para incorporarse al Cobresal y el sábado no solo anotó su primer gol, sino  fue doblete, con el que su equipo, venció a la U de Chile 3-1 por la Copa Chile.

Apacible mañana dominguera en Salvador hermosa ciudad minera ubicada en la Provincia de Chañaral, Atacama, en la Tercera Region de Chile.

El ex goleador del Cristóbal Colón de Ñemby, en el 2015 jugó solo una rueda, marcó 16 goles, 3 tripletes, 2 dobletes y después transferido al Sol de América de la Primera Divisió del fútbol paraguayo. Con esa sola rueda, le bastó para ser el goleador de la Intermedia (Segunda División), porque ningún otro futbolista anotó más que él y ni siquiera lo igualó. En el Danzarín, también se mandó golazos tanto en los torneos paraguayos como en la Copa Sudamericana.

César en compañia de su señora Analía Figueredo, sus hijos Maximiliano y Paula gozaba de la gran actuación. Y conste que estuvo en cancha solamente 61 minutos. El primero tras un centro de la derecha, se lanzó de palomita para anotar, el segundo fue un golazo. Con el balón en los pies y amagues seguidos, tuvo al connotado portero Johnny Herrera en el pasto y definió con jerarquía.

Aguardando las 11 (hora paraguaya), para ver y escuchar el programa radial GolazoTropical, César nacido el 27 de diciembre de 1988 en el barrio San Pablo de Asunción, rememora su momento en Chile.

"Ahora empezamos, Dios quiera sigamos con esta racha de goles. Yo llegué no hace mucho al Cobrasal en condición de préstamo con opción a compra de definitiva. Es un Club muy bueno, está al día con los jugadores, se pelea para salir de la zona de descenso. Ahora estamos con 24 puntos. Vamos por buen camino, la idea básica, principal es salvar el descenso. Ahora estamos mucho mejor, incluso la U de Chile, uno de los grandes, está por debajo nuestro en la tabla; faltan 10 partidos. El otro objetivo es clasificar a una Copa internacional".

Juguetea con Maxi y Paula. Al primero le da unas palmadas, a la nena otro beso. El relato es cada vez más interesante, incluso el tema relacionado a la altura de la ciudad, 2.600 metros.

"Los primeros partidos me costó adaptarme. Acá se juega mucho con los pies, desde el arquero; y el juego aereo poco o nada. Por eso me costó al comienzo.porque lo mio era correr, tirar pelotazos. En cada entrenamiento voy perfeccionadome. Ayer ante la U de Chile me sentí muy bien, hice un gran partido con dos goles.ésta es la copa Chile. Ahora ganamos de local y luego tenemos que ir a Santiago para la revancha. Estamos en cuartos de finales. El próximo domingo tenemos partido con Everton por el campeonato chileno, partido de local, donde nos hacemos fuerte. Nuestro DT se jugó por varios, porque anteriormente no se dieron los resultados. Ahora el DT apostó por jugadore que metan más, como le decimos garra; estamos bien solidos en todas las lineas, ganamos 3 partidos al hilo, nos hizo bien.

Analía repasa los elogiosos comentarios que se tiene sobre su marido, por la gran noche del sábado.

"Ahora estamos respirando un poquito, tenemos dos partidos de locales, y será importante sacar los 6 puntos. Acá la altura se siente, es una zona seca, hay montañas, polvo y a los que no están acostumbrados,  sienten mucho. Lo equipos que vienen y sacan empate es como victoria. Hasta cierto punto uno aguanta pero luego se siente en lo fisico. A mi me costó; dos tres corriadas y me cansaba. No recuperas rápido, ahora estoy un poco más adapatado.fiisicamente, en todo sentido. Con el ritmo de partidos, ganando, nos vamos afianzndo, ya llegaron los goles, y esperemos seguir asi, por este camino. Llevo unos 6 partidos, 3 de titular, y eso hace más fácil".

Tampoco olvidó sus momentos difíles.

"Yo jugaba en el Cristóbal Colón de Ñemby, en la Intermedia y como es Segunda División, la paga no es mucha. Y hasta quise dejar el fútbol. Hendy kavaju resa (palabra utilizada en Paraguay cuando no se dispone de dinero o la situación está muy mala) y vino el técnico Romualdo Aguero, me alentó mucho. Me exigió ponerme las pilas, augurando que así, pronto llegaría una transferencia a un Club de Primera y luego al exterior. Y se dió, me puse las pilas como se dice, hice muy buena campaña, a poco de concluir la primera rueda salió el paso a Sol de América. Y felizmente, la gente de Sol facilitó cuando apareció esta oportunidad y me vine para Chile. Incluso pensé abandonar el fútbol y dedicarme a otra cosa. Papá es chofer, yo no sabía manejar. Entiendo de albañilería y dije que podría ser ayudante albañil, pero no, gracias a la Vida, sigo siendo futbolista".

César Villagra, goleador de raza, con tantos de gran altura. 

Comentarios