Domingo, 05 de Julio del 2020

El día en que Gato Fernández acalló el magestuoso estadio Azteca de México, con más de 114 mil espectadores.

Paraguay sorprendió al seleccionado local. El sábado 7 de junio de 1986 en el estadio Azteca de la ciudad de México, el conjunto local y Paraguay empataron 1 - 1 por la segunda fecha del grupo B de la fase final de la Copa del Mundo.

De acuerdo al informe oficial ingresaron al coliseo 114.600 aficionados.

Luis Flores anotó para México al minuto 3 y en el minuto 86 igualó Julio César Romero (Romerito) a favor de la albirroja. Sobre 88 minutos el arquero paraguayo Roberto "Gato" Fernández le atajó un penal al crédito méxicano Hugo Sánchez.

Árbitro: George Courtney de Inglaterra. Jugaron por Paraguay: Roberto Fernández; Juan Bautista Torales, César Zabala, Rogelio Delgado y Wladimiro Scettina; Julio César Romero, Jorge Amado Nunes y Adolfino Cañete; Buenaventura Ferreira, Roberto Cabañas y Alfredo Mendoza. Ingresaron, Ramón Ángel Hicks por Torales y Jorge Guasch por Alfredo Mendoza. Técnico: Cayetano Ré.

En el país se festejó como un triunfo. Muchas emociones en la parte final, el gol de Romerito y después la gran atajada del "Gato" Fernández para asegurar la igualdad. El siguiente cotejo fue ante Bélgica el miércoles 11 de junio en Toluca.

del rico archivo de Gaspar Aníbal Noguera (La Computadora Humana).

POR PENAL DEL GATO, SIN PUBLICIDAD

El índice de audiencia, el termómetro de su imagen, la credibilidad del ídolo Hugo Sánchez cayó espectacularmente de forma injusta cuando falló el penalti ante Paraguay. Un error similar cometerían, posteriormente, estrellas como Zico, Sócrates y Platini y no pasaría nada.

Aquella tarde en que el Gato Fernández le detuvo aquel lanzamiento empezó la caída de Hugo Sánchez. La afición inventó cánticos ofensivos, y la firma Cola-Cola se vio en la necesidad de apartar, durante algunos días, el anuncio en que Hugo aparecía lanzando un penalti en televisión.

(escrito de la época, en México)

Comentarios