Martes, 19 de Octubre del 2021

VILLARRICA (Por Gustavo Rojas Bogarín.- Pasó una niñez y adolescencia dura, triste. Se tragó injusticias. Proviene de una famiiia extremadamente humilde. Casi sin recursos económicos desafió, se propuso salir adelante y lo consiguió. 

José del Rosario López nació el 2 de febrero de 1984 en la Compañía Espinillo, distante unos 20 minutos de ésta ciudad. Como si fuera poca la situación financiera, su estatura diminuta (1,55), fue muchas veces objeto de burlas. Pero "Vipper" personaje de los buenos, Oñembolomo a estas circunstancias, y fue en busca de sus sueños. 

Hoy no solo obstenta el título de Licenciado en Ciencias de las Comunicaciones (egresado de la Universidad Nacional de Villarrica del Espiritu Santo UNVES), trabaja en la profesión y es ganador del Premio Paraná, primera edición Interior, rubro Radio y Televisión, mejor cronista exterior, de entre 5 nominados.

"Somos una familia humilde; mis padres se llaman Domingo López y Asnselma Román, vivimos hasta ahora en la Compañía Costa Espinillo. Papá trabajó siempre, Mamá lavaba ropas, para poder darnos de comer. Somos 6 hermanos, 5 terminmos la secundaria, el otro solo pudo llegar al sexto grado. No disfruté mi infancia ni adolescencia como otros niños, costaba mucho tener juguetes. Vendí leche desde los 12 años, 50 mil guaranies fue mi sueldo en aquel tiempo. Allá por el 98 no andaba bien esa fábrica. Nunca me fue bien, mas bien resultó explotación laboral, porque se sabe que con gente de mucho poder económico no se puede. Estuve 6 años, sin progreso alguno para mis pretenciones. Dejé de estudiar 6 años; terminé mi secundaria y dejé porque ya no podía pagar la carrera. Entonces fuí con Papá a una fábrica de azúcar, del 2006 a 2011, trabajé ahi prácticamente como mendigo. El sueldo no alcanzaba para nada, perdí 6 años de mi juventud, estar sin sueldo fijo, más el malatrato, sin disfrutar de la vida de un joven. Fue un trabajo de sacrificio, entraba a la madrugada (04.00 a las 12.00); rotaba de turno (12.00 a 20.00) y noche desde las 20.00 a 04.00 de la mañana). En la fábrica trabajé del 2006 al 2012, con salario miserable y explotación laboral", memora José del Rosario, con palabras entrecortadas, los ojos llenos de lágrimas, las que caian contínuamente.

"Mi infancia transcurrió entre trabajos y estudios. La primaria la realicé en la Escuelda Clotilde Bordon del barrio Estación, alli culminé el sexto grado. Vendí leche desde los 12 años, fueron 50 mil mensuales, con eso terminé mi sexto grado. La secundaria la hice en el Colegio Nacional Jorge Barchini también del barrio Estación. Por las situaciones de la vida, terminé el colegio con el sueldo 50 mil, con los que pagué mis estudios de la secundaria. Con lo que gané vendiendo leche y de paso trabajando en la chacra, terminé mis estudios. 

PARROQUIAL 

La historia hasta casi desgarrante de un chico con deseos de progresar y sin poder económico, es impresionante.

"Lo más importante  para mí es lo que hice a los 15 años. Hasta los 30 años me dediqué a trabajar por la Pastoral juvenil de mi Parroquia católica. Allí me dediqué a predicar, realizar actividades con los jovenes, llevar la palabra de Dios, el mensaje a la gente que necesitada. Disfruté mi juventud con el Dios que todo lo puede. Coseché amigos, dejando huellas por el camino, lo más importante que aprendi.

Comenzó a gustarme Ciencias de la Comunicación. En el 2012 no daba más. Trabajé en turno de medioddia, ingresé en la facultad, hice el primer año, Dejé la fábrica, renuncié, no aguanté más. Estudiaba de 18 a 20 horas, todo el tiempo trabajaba, tambien en la chacra. a copí upepe, 60 mil por semana, fueron mi sosten en todo momento.

De 2006 al 2012 no estudié (6 años), no pude por el factor económico. Por el gran esfuerzo de mi trabajo, decidi salir de la fábrica. Trabajé de albañil, no aguantaba, estaba muy cansado.che forzá voi,

Veia que mis compañeros estudiaban, salir adelante, yo queria pero no me quedaba dierno para ello.

Empcé a retomar mis estudiosya que me salio un trabajo enla Municipalidad; Gustavo Navarro recien electo. Me asignaron un sueldo 1.200.000 y alli me dije voy terminar mi carrera, andaba en bicileta, porque casa está un poco lejos dela ciudad. Con lo que ganaba ahora compre una moto, pagué  en 3 años. Me apatretaban las cuentas, perdi 3 años la universidad; trabajé ardumente de enero a enero, con lluvia, sol, pero salí adelante.

Luego pude retomar mi carrera. Ingresé en la empresa de harina un año, ganaba muy bien con sueldo fijo. cada semana percibía 800 mil. Con ese dinero pagué mi moto.  Pero se quebró la empresa, y otra vez sin empleo. En la Muni estuve desde enero hasta fines de julio 2016, despues me descotrataron, de nuevo sin trabajo y ya empecé mi carrera, segundo periodo, y me prometí a mi msmo llegar a la meta.

Mamá trabajaba en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, le conoci al sacerdote, el que me invitó a vivir ahi. Fuí casero, una de mis actividades era cuidar la casa. Eso me valió para apoyar en estudios. En los años 2016, 17, 18, vivi en esa Casa Parroquial. Casero durante cuatro años, cuidando todo sin defrudar al sacerdote. Por esa confianza, porque manejé todo. incluso dinero. sin faltar nada, me compraron la computadora, me dieron internet, me capacité y llegué a mi meta en la facultad. Muchos amigos, me daban 5 mil í, que para mí valian oro. Siempre Dios me puso en camino a personas necesitadas". 

MUNDO DEL PERIODISMO

Vipper es poseedor de una historia conmovedora. Cuando recuerda logros, su semblante cambia por completo, incluso esbozando signos de felicidad.

"En el mudo del periodismo, empecé en la pastoral juvenil, precidaba, daba charlas, cantaba con los jovenes. Alli inicié en Radio Proclamación, una comunitaria del barrio san Miguel, durante 2 años, 2010 al 2012. A la tarde desarrollé mi programa, predicando la palabra de Dios, pero un día Conatel llevó la radio y me quedé sin nada.

Despues ingresé a otra Radio Comunitaria, por 6 meses produje un programa de música romántica. Y me gustó la carrera de periodismo, el mundo apasionante del pariodismo, de mucho sacrificio, donde todo resultó muy difícil Ocurre que me costeé todo solo, nunca nada le pedí a padres por la situación eoconomica consabida. Ellos trabajan, ni ahi sobrada, por lo que me valí por mi mismo en busca del objetivo. Soy el único entre los hermanos que tiene estudios. Entero che forzá. Tener 5 mil era sagrado para mí, mucha dinero. porque cada moneda fue útil para mi ir a la facultad,

Por fin llegué al cuarto curso, Ciencias Medio de Comunicación, donde fue más teorií que práctica. Pude concluir con la ayuda del Padre Roberto Carlos Armoa, sacerdote de la pParriquía Sagrado Corazón de Jesús.

Y llegó el tiempo de pasantía, en Canal 8. Estuve 4 meses, aprendiendo muchas cosas. Actué de cronista, redactaba noticias, Ahi algunos compañeros me mostraban cosas importantes, como la postura para salir en la tele, por ejemplo. 

Jendy la tema, estudiar, presentar la tesina. Tuve que pedir un préstamos de 5 mllones para pagar todo lo relacionado con mi tesis. Siempre estoy agradecido al Canal 8, por todo el aprendizaje que se me dio, con los compañeros; con Cesarito (César Luis Sosa), propietario director de Radio Satelital FM y su padre don Luis Sosa. Ahora llevo 2 años en esta empresa. Allí  surgí, aprendí en la calle a ser cronista. Compartí la necesidad de la gente, la voz de esas personas necesitadas. Fue mi meta, ayudar con la comunicación, una campaña solidaria. que resultó la parte mas emocionante de mi vida.

Peleé con el covid 20 dias, aimos toda la familia; felizmente estuvimos en casa, sin internacion. Vencimos y salimos adelante con la ayuda de Dios. resumió un José del Rosario con gran talante y siempre sin olvidar su orígen.

"De pequeño nuestros padres nos enseñaron estudiar, y el respeto a los demás. Hasta ahora en casa tenemos el famoso baño letrina, no podemos aun modernizar. Muy pronto todo irá mejorando. En el 2020 comencé a trabajar en radio Satelital. en ese año, en noviembre tuve una pequeña molestia del estómago, soporté mucho tiempo, pero me molestaba mucho. En noviembre, entré en cirugía, por la piedra en la vesícula. Reposo un mes. y volvi a trabajar este año. Ahora, en marzo me agarró otro virus. Gracias a la gracia de Dios, vencí otra vez al covid. por eso estoy de pie todavia. Como todo ser humano comete errorres, pero nunca me negué salir adelante. Decidí llegar a mi meta. Terminé mi carrera con enorme sacrificio, gran humildad. Muchos me conocen, gracias a la honra de Dios". 

Vipper es tambien integrante del destacado programa deportivo "Fútbol del Reves", bajo la conducción del gran amigo Lucho Duarte, por Satelital FM y TV.

Esta es la recopilación de una trayectoria de enorme voluntad para afrontar y superar obstáculos. Esas mismas, que la vida pone.

Premio para el que soportó todo, hoy es un triunfador, humilde, de corazón enorme.

 

 

 

 

Comentarios